Cuando se contrata a un investigador privado, hay que elegir a alguien con la experiencia y la formación adecuadas. Claro que usted podría tomar un mala decisión y contratar a quien le cobre menos, es decir, a un charlatán o a un novato, pero usted necesita una persona que sea 100% discreta y con amplia experiencia para asegurar su dinero y su seguridad.

No se deje engañar por charlatanes barateros y consulte nuestra guía práctica para una atinada elección.

No contrate en casas particulares ni en lugares públicos.

Exija identificación oficial de la persona con quien vaya a contratar su asunto.

Asegúrese de que el investigador cuente con los permisos necesarios para operar.

No contrate directamente por e-Mail o por teléfono.

No existen asociaciones reguladoras de agencias de investigación privada, son solo timadores que se recomiendan entre sí.